14 oct. 2011

Novedades y reordenaciones

Lo que voy  contar ahora no gustará a algunos, pero alguien tiene que decirlo.


Señores: esto de los juegos de rol está pasando por una fase de descenso, en la que se vende muy poco. Los que llevamos en esto desde el principio (yo llevo desde la primera "caja roja") sabemos que este negocio es cíclico, y cada nueva edición parte de una base de jugadores mayor, pero lo que fue un buen negocio con D&D 3.0 e incluso con 3.5, dista mucho de ser cierto con 4ª.
Podría citar innumerables errores de cálculo de WotC (o de Hasbro) para justificar que 4ª no esté cumpliendo expectativas, como haber proporcionado abundante munición al enemigo con el "affaire" Dragon/Dungeon de ida y vuelta a Paizo, como el hecho de sacar una nueva edición cuando nadie la estaba reclamando, o como cabrear sustancialmente a la base de jugadores con un enfoque más "videojuego", por mucho que las nuevas reglas han mejorado y mucho la jugabilidad. Pero sean cuales sea los motivos (que seguro que hay más de uno), la verdad es que las ventas de 4ª no son, ni de lejos, lo que se esperaba, y si es así con la edición en lengua inglesa, imaginaos lo que ocurre con la edición en castellano, que tiene además el hándicap de unas tiradas mucho más reducidas y por ende más caras.
Sea lo que sea, la verdad es que no podemos sacar libros y más libros que críen polvo en un almacén (y, a lo que se ve, los americanos tampoco), por lo que este año se ha reducido el volumen de publicaciones. Hay fórmulas para esquivar este problema del inmovilizado material, y podría ser que algo se estuviera moviendo en esa dirección, pero permitidme que sea cauto y espere acontecimientos.
De momento, lo que tenemos es que en los próximos cuatro meses saldrá lo siguiente:
- Octubre: Tumbas abiertas y El enclave de la reina demoníaca.
- Noviembre: Asalto a la fortaleza Sierpe nocturna y Héroes de las tierras olvidadas.
- Diciembre: La bóveda de los monstruos (al final en un formato semicaja/semiestuche).
- Enero: Kit del Dungeon Master (id).


Los espabilados verán que con esto damos cumplimiento a nuestra "obligación" de sacar todo el material de Essentials. Los cuatro volúmenes que están traducidos y en diferentes estados de maquetación (Poderes arcanos, Anuario Dungeon 2009, Manual de monstruos 3 y La tumba de los horrores) quedan fuera de la programación a la espera de ver cómo podemos encajarlos. El Escenario de campaña de Nuncainvierno (que nos enviaron todo lo tarde que pudieron) se está traduciendo y, cuando se acabe de traducir, pasará a engrosar ese grupo.


Material nuevo: a la espera de recibir el Libro de oscuridad vil (y ver cómo es el facsímil y leernos el contenido), lo demás nos interesa entre poco y nada, ya sea porque el contenido no nos gusta (léase los Player options), o porque el formato (montones de planchas troqueladas con fichas de cartón) nos encarece la tirada hasta límites insostenibles (El páramo Sombrío, Amenazas del valle del Nentir, etc.). La verdad es que tampoco ayuda que tarden la intemerata en enviarnos el material nuevo para poder programar con antelación: ahora mismo nos "deben" todo lo que salió desde junio.


En fin, la semana que viene hay la reunión anual de Wizards con sus licenciatarios europeos, y espero que nos den alguna noticia que nos ayude a desarrollar mejor nuestra labor, pero mientras tanto creo que mi obligación es deciros que en 2012 sólo sacaremos material que creamos se pueda vender mínimamente en condiciones.

6 oct. 2011

Héroes de las tierras olvidadas

Éste es el último libro que nos quedaba para acabar con la serie Essentials, que tanto "run run" creara cuando salió el año pasado.
Ya para empezar, el nombre me resultó  polémico porque en castellano coincide con los Reinos olvidados (el escenario de campaña de D&D por antonomasia), que en inglés es "Forgotten Realms", una forma arcaica de decir "Forgotten Kingdoms" (seguro que ni Mike Mearls ni Rodney Thompson cayeron ni por un momento en que podría ser confuso).
Tras darle muchas vueltas, y teniendo en cuenta que el nuevo libro no se refería a ningún reino en concreto, decidí repetir el concepto del libro anterior y, tras "Héroes de las tierras caídas" (HTC), viene "Héroes de las tierras olvidadas" (HTO).
¿Y qué os puedo contar del nuevo volumen?  Pues que es otro libro para el jugador, que suplementa (repito: suplementa, no complementa) las razas, clases y subclases proporcionadas en el primero. En este caso tenemos como razas nuevas los dracónidos, los drow, los semielfos, los semiorcos y los tiflin, y en el capítulo de clases y subclases el brujo (clase), el druida (subclase centinela), el explorador (subclases cazador y batidor), y el paladín (subclase adalid).
Hay que decir claramente que este libro pretende ser una alternativa al otro, y por lo tanto repite aspectos básicos del juego que ya salieron en HTC. La estructura de este volumen es idéntica a la del otro, con un capítulo 1  (30 páginas) de perspectiva general del juego, un capítulo 2 de 25 páginas que describe la creación de personajes, y un capítulo 3 de 13 páginas que explica los poderes. Estos tres son sustancialmente idénticos a los equivalentes de HTC, pero con comentarios ajustados a las nuevas clases y razas que aparecen en este libro para que el traductor no se pase de listo y tenga que traducirlo todo de nuevo (¡Rayos!)
Lo que cambia de arriba abajo, claro, son las casi 160 páginas del capítulo 4, dedicadas a las nuevas clases. La de brujo (un pegador arcano), que tiene para elegir entre el pacto feérico y el pacto infernal, la de druida con su subclase el druida centinela (un líder primigenio), la de explorador con dos subclases: el cazador (un controlador marcial y primigenio) y el batidor (un pegador marcial y primigenio); y la de paladín, con su subclase el adalid (un defensor divino), que puede escoger entre la virtud del valor y la virtud del sacrificio (más o menos como los pactos del brujo, para obtener poderes específicos). Las clases se notan bien trabajadas y equilibradas, y son una alternativa razonable para campañas más enfocadas a las tierras salvajes que hacia las aventuras urbanas.
Las razas (capítulo 5, 30 páginas) ya las he comentado antes, y éstas sí que son un buen complemento a las del otro libro en aras de la variedad, aunque aún tengo que ver a un dracónido o a un tiflin bien interpretados, por no hablar de un drow que no sea una fotocopia de Drizzt.
Las habilidades (capítulo 6, 6 páginas) no cambian en nada respecto al otro libro, y las dotes (capítulo 7, otras 6 páginas) incluyen algunas más específicas de las clases primigenias.
El capítulo 8, de armas y equipo, de 30 páginas, tiene una primera parte (armas y armaduras) sin apenas cambios, y en los objetos mágicos se ha hecho un efecto por aportar material nuevo y más variado (la verdad es que en el HTC había muy poquito).
Un glosario muy completo para que nadie eche nada en falta, un índice alfabético, una copia de la hoja de personaje de Essentials, y eso es lo que dan de sí las 370 páginas de este volumen.


En resumen: el concepto Essentials era proporcionar a un precio reducido y en relativamente pocos volúmenes, todo lo necesario para jugar a D&D sin necesidad de comprarse todos los libros oficiales, y la verdad es que si comparas el coste de todo lo que hemos sacado hasta ahora como reglas pre-Essentials, te salen unos 15 manuales a 30 € (450 €), mientras que los Essentials equivalentes se te pueden poner en la tercera parte (no lo puedo calcular con precisión hasta que salgan las dos cajas). Dicho esto, yo lo hubiera hecho de otra manera, sobre todo las dos cajas (que encarecen la línea de forma arbitraria), y aún nos tienen decidiendo cómo sacarlas sin que os represente un quebranto. Pero doctores tiene la Iglesia, y nosotros todo lo que podemos hacer es ajustarnos al máximo con la edición española.


Dicho esto: ¿es mejor la línea Essentials que la ordinaria? Es meramente diferente: se prima la explicación clara de las reglas, la presentación despejada para que sea fácil buscar, el formato de libro en cuarto es muy cómodo para jugar en mesa, y los libros son robustos (más que he baqueteado yo mis ejemplares para traducirlos...). Si queréis una comparación al uso, Essentials es volar con una compañía low cost, y los volúmenes ordinarios son volar con Iberia o Air France. Una y otras os llevan del punto A al punto B, y a vosotros os toca valorar si preferís una calidad decente con un precio bajo, o un precio más alto con muchas más opciones y posibilidades.


En tiendas espero que antes de fin de año.