30 ago. 2012

El futuro de D&D




Como sabréis, en la pasada GenCon, la plana mayor de Wizards dio una especie de conferencia para hablar de D&DNext. Os pongo un enlace (http://www.wizards.com/dnd/gencon.aspx) para los que dominéis lo suficiente el inglés, pero para los que no, aquí van algunas perlas.

- Como cabría sospechar del hecho de que Ed Greenwood forme parte de la plana mayor, la 5ª edición estará basada para empezar en Reinos olvidados. Eso no quiere decir, según Mike Mearls, que se vayan a abandonar los demás escenarios de campaña, pero de entrada se van a concentrar en Reinos (lo que no está nada mal).

- Ahora la de arena: el proceso de elaboración de la 5ª edición calculan que les va a llevar DOS AÑOS, es decir que hasta el verano de 2014 no habrá 5ª edición. La parte positiva es que están decididos a no sacarla hasta que esté bien hecha, lo cual podría ser un paso en la dirección correcta.

- Van a sacar media docena de novelas (la serie "The sundering") para fundamentar los cambios (¡oh, sí!) que acarreará a los reinos la nueva edición (de entrada habrá guerra -otra-). Para ello han reunido a los primeros espadas (el propio Greenwood, Salvatore, Denning) pero además, anuncian que publicarán dos aventuras basadas en Reinos y, en función del feedback que reciban de quienes las jueguen, decidirán que ocurre en la trama principal, que se convertirá en el canon de Reinos para 5ª edición.

- Mostraron algo de concept art e incluso algún arte final, y la parte gráfica (que será totalmente revisada) parece que seguirá la línea estilística que ya llevaba el juego (para definirla de alguna forma, más "realista" que "comic"), con ilustraciones muy limpias, mucho color y mucho detalle, y un intento de que las ilustraciones encajen al máximo con la descripción (el "lore", que dicen ellos) del monstruo, raza o clase en cuestión. De momento no han enseñado nada de la maqueta.

- Para obviar el dilema entre magia "vanciana" (o sea, la de siempre: memorizas conjuros y cuando los lanzas se te borran de la memoria) y el sistema de 4ª (a voluntad/encuentro/diaria), han decidido incorporar ambas, por lo que he creído entender que tendrás clases de personaje como el mago, que será el lanzador de conjuros vancianos de siempre, y se modificarán las clases de brujo y hechicero para que puedan utilizar un sistema de puntos de conjuros (tienes tantos puntos al día y los puedes gastar como quieras de entre los conjuros que conoces).

- Quizá el énfasis principal (y a eso dedicó Mike Mearls un buen rato) fue a explicar que quieren que la historia (el "gameplay") pase por delante de las reglas. Guste o no, tanto la 3,5 como la 4ª edición eran sistemas "rules heavy", y eso desencantó a mucha gente que prefería un sistema más narrativo. Por lo que parece, la prioridad en 5ª edición será la aventura, y si luego quieres complicarte la vida con montones de reglas podrás hacerlo, pero de base lo que va a dominar va a ser la aventura. Ni que decir tiene que eso me gusta.

Y eso viene a ser lo que dio de sí una hora de "show". Por supuesto, todos los presentes estaban encantados de haberse conocido, y dieron la impresión de que se creían las premisas básicas del asunto (yo también lo haría si tuviera 2 años de sueldo asegurados). Ahora me toca leerme a fondo el último paquete del "playtest" (el del día 22) a ver que encuentro de nuevo (de momento, lo que he ido viendo no me desagrada: es D&D sólido, de toda la vida).

¿Y cómo repercute eso en la programación de Devir? Pues de momento (y como dije) tenemos permiso para editar el libro de Greenwood de octubre, he pedido lo propio para Menzoberranzan (y aún no me han dicho ni que sí ni que no) y me estoy leyendo de nuevo (y esta vez a fondo) el escenario de campaña de Nuncainvierno a ver si lo podemos recuperar. Por cierto, sí tenemos respuesta definitiva para los manuales de 3.5 reimpresos: NO.

Eso es todo por ahora, en cuanto haya más cosas que decir, seguiré informando.

24 ago. 2012

Errare humanum est


Aunque para la mayoría de vosotros no sea ninguna novedad, proclamo de forma solemne que yo también me equivoco, y a veces clamorosamente.

Como quiera que he estado poniendo al día el glosario de El Anillo único (sobre todo añadiendo los términos nuevos de 'Relatos'), he tenido ocasión de fijarme en alguna que otra metedura de pata, sobre todo en la caja básica. Ya dije que me podíais enviar los gazapos que encontrárais, con la idea de componer una fe de erratas y colgarla de la página de Devir. Eso se hará.

Lo que pasa es que, además, me estuve fijando el otro día en un término en particular, que sale en el mapa y que, cuanto más lo miro, más me rechina. Se trata de haber traducido "Halls of the Elven King" por "los salones del Rey Elfo" en lugar de por "las estancias del Rey Elfo", que es el término utilizado en los libros. Esa fue una ida de olla mía y solamente mía: me dejé arrastrar porque en D&D siempre hemos traducidos "halls" por "salones", como en Mithril Hall, etc (lo más jodido es que en mi glosario lo tengo bien puesto; será el Alzheimer).

Y la pregunta es: ¿chirriaría mucho que lo cambiara en el mapa maestro? El mapa de Rhovanion (las tierras Ásperas) que utiliza C7 es siempre el mismo y se van añadiendo las cosas nuevas así que si cambio eso, en futuras publicaciones ya saldrá bien. Esa sería una cosa, y estoy abierto a modificar otras si las veo claras... excepto "la ciudad de los hombres del bosque", porque en principio me niego a llamar "ciudad" a un pueblucho de chozas de un par de centenares de personas, traducción canónica o no.

Como siempre, comentarios a continuación.

14 ago. 2012

Vacaciones dungeoneras

Bueno, hasta que los amigos de Cubicle7 no pongan en circulación más material (que, en buena ley, debería ser el suplemento acerca del bosque Negro y áreas circundantes), voy a cambiar de chip y dedicarme un poco a la línea de Dungeons, si los amigos de Wizards cumplen y me envían esta semana el texto del libro de Elminster de los Reinos.




Les pregunté asimismo por Menzoberranzan, pero me han dado la callada por respuesta. Espero que a la vuelta de la GenCon se dignen contarme algo... o enviarme el libro para evaluar.

Ya os iré contando.